Cuando No Puedas Mandar Un Mensaje De Texto, Llama – Lo Esencial Del Juego Telefónico

Conseguir números de teléfono de chicas es una hazaña aparentemente  gloriosa. Pero aunque sirva para demostrar la fuerza de tu juego, no hay garantía de ningún futuro romance. Lo importante es lo que pasa después de conseguir el número. Eso es lo que distingue a los hombres de los chicos, los que se lanzan a los que esperan.

Aunque es altamente recomendable que vayas a lo seguro y uses su número para pedir una cita a través de un mensaje de texto, a veces eso simplemente no es una opción. Quizás la chica es algo anticuada o quizás no sepa escribir, en cualquier caso, alguna que otra vez se presentará una ocasión en la que tengas que armarte de valor y hacer una llamada.

Creo que es más seguro suponer que ninguno de nosotros sabe qué hacer después de conseguir un número. Sólo piensa en esa vergonzosa escena de Swingers  donde Mickey manifiesta de forma patética sus necesidades e inseguridades en el contestador automático de una chica a la que acaba de conocer. ¿Cuántos de nosotros hemos arruinado también grandes oportunidades porque no teníamos ni la más remota idea qué hacer con un número de teléfono?

Bueno, no dejes que Alexander Graham Bell te impida tener sexo nunca más. A pesar de la llegada de los teléfonos móviles, los fundamentos del juego del teléfono son los mismos. Y con algunos buenos consejos, convertirás esos números en citas calientes.

Lo Antes Posible

La “regla de los 3 días” es un mito. Cuanto más esperes para llamar, más tiempo tendrá ella para olvidar las razones por las que te dio su número en primer lugar. Así que hazlo ese mismo día o al día siguiente. La idea es hablar con ella mientras dura el efecto del primer encuentro. De esta manera es más probable que conteste a tus llamadas en el futuro o responda a tus mensajes. No sólo hace que se sienta más cómoda cogiéndote el teléfono, sino que te aliviará de días de presión innecesaria preocupándote sobre “qué decir.”

Ponte En Marcha

Todo el mundo le teme a esos incómodos silencios en el teléfono – especialmente durante la primera llamada. Después de intercambiar cumplidos, no dejes que la conversación decaiga por no estar preparado. Ten una historia o un comentario sobre algo actual preparado para continuar con la conversación durante el primer minuto. No estoy diciendo que des un soliloquio shakespeariano, pero una anécdota corta y graciosa hará que la conversación fluya. Haz que se relaje y de esa forma estará dispuesta a compartir (lee: balbucear), permitiéndote ponerte cómodo y escuchar.

Cuando Quieras

El mejor momento para llamar es cuando estás haciendo algo. Aunque parezca un contradictorio, cuanto menos centrado en la llamada estés, mejor será. A diferencia de sentarte enfrente del teléfono y preocuparte sobre cómo irá la llamada, llamar mientras estás ocupado hace que la conversación sea más ligera, espontánea y divertida. Además así demuestras que tienes una vida ocupada e interesante sin ningún tipo de necesidad.

La Brevedad Es El Alma Del Juego De Teléfono

Hablar por teléfono es genial para conocer a alguien, pero solamente después de la primera cita. No quieres que ella piense en ti como un “amigo de teléfono.” Aunque es importante que se sienta cómoda hablando contigo, demasiado cómoda te podría llevar a la “zona de los amigos”. Antes de la primera cita ninguna llamada debería pasar de los diez minutos. Además, no dejes que más de tres conversaciones acaben sin que haya planes para volver a salir. Al fin y al cabo salir con ella es la razón por la que le pediste el número, ¿no?

Mensajes De Voz KISS

Si te salta el contestador automático, no te lo tomes como una oportunidad para ponerte poético. Si suenas como si estuvieras necesitado o desesperado, no sólo no te volverá a llamar, sino que además puede que le ponga tu mensaje a sus amigos para que se rían un rato. Así que evita esa situación por todos los medios aplicando el método KISS (Keep It Simple, Stupid) o lo que es lo mismo: haz que sea simple, estúpido. Haz caso del consejo del semental Joe Friday  “sólo los hechos.” Un hola, tu nombre, y una invitación a que te devuelva la llamada es todo lo que necesitas.

Refréscale la memoria

Si ella te dio su número real, obviamente hiciste algo bien durante el primer encuentro, y recordarle esos momentos es una buena manera de conseguir nuevas citas. No debería ser muy difícil averiguar lo que le gusta de ti. Las bromas y otros atributos que mostraste son los ingredientes que reencenderán su atracción. Pon un poco de ellos en la conversación y estará salivando por verte de nuevo.

Por último, las mujeres atractivas suelen dar sus números a muchos hombres con la intención de quedar con un pequeño porcentaje de ellos. Aunque es un hecho bien conocido de las citas modernas, debes asegurarte de que eres uno de esos pocos elegidos jugando bien tus cartas en esto del juego del teléfono. Teniendo en cuenta estos consejos, la próxima vez que marques un número te asegurarás de que el romance no acabe después del bip.

Leave a Comment