¿La Escuela Secundaria Destruyó Tu Confianza?

Hay una cita en la que siempre me inspiro:

“Nuestro mayor temor no es que somos inadecuados. Nuestro mayor temor es que tenemos más poder del que podemos controlar. Nos preguntamos a nosotros mismos, ¿quién soy para ser brillante, hermoso, talentoso, fabuloso? De hecho, ¿qué no podemos ser? Tirarte abajo si no le sirves al mundo.”

Cada vez que leo esto me recuerda cuán poco esperamos de nosotros mismos.

Es como que nos escondemos en un segundo plano. Nos sentamos y esperamos que otros dicten nuestras vidas. Queremos que “ellos” nos den el permiso para actuar, para tomar decisiones, y para brillar.

¿Es la Secundaria la Culpable?

Como parte de un programa de liderazgo que tomé, tuve la oportunidad de interactuar con muchos hombres de secundaria. Hace casi dos años desde que publiqué las series Cómo Ser Popular en la Secundaria (en inglés), y honestamente no había estado pensando mucho en la secundaria. Pero hablar con estos chicos sobre algunos de los desafíos que están enfrentando me hizo pensar cuánto efecto negativo puede tener en sus cabezas una mala experiencia en la secundaria.

A menos que seas uno de esos tipos naturalmente populares… es muy probable que pases tus años en la secundaria tratando de pasar desapercibido.

En la secundaria era más fácil no desentonar que destacarse y arriesgarse al rechazo y al ridículo.

Y generalmente miraban mal al que mostraba una confianza descarada…

Para la gran mayoría de los estudiantes de secundaria, el parecer demasiado seguro de uno mismo, confiado, o ansioso, significaba tener que enfrentar una reacción contra ciertos grupos de chicos que pueden sentirse amenazados por tu autoestima.

Y estos mismos chicos generalmente intentaban destruir ese mismo autoestima.

Así que muchos de nosotros jugábamos a lo seguro en la secundaria.

Y por jugar a lo seguro, quiero decir esconder nuestros talentos naturales. Al jugar seguro quiero decir contenerse y no ir a por lo que buscamos. Al jugar seguro quiero decir bajar nuestros estándares, nuestras metas y expectativas así no ofendíamos a nadie o nos exponíamos a las críticas.

En la secundaria si cometiste un error grave con una chica, es probable que toda la escuela se haya enterado de eso, y te hayan torturado sin piedad. Si se te cayó la pelota y le costó el partido a tu equipo, la historia se esparció rápido por los corredores.

El Gran Secreto

El gran secreto es que la secundaria terminó.

Y si todavía estás sufriendo la secundaria… terminará antes de que te des cuenta…

Y luego las reglas cambian totalmente.

Nadie está buscando salirse de su camino para aplastar tu autoestima. Nadie está esperando para señalar cómo lo arruinaste con una chica. Nadie te llenará de insultos por perder un balón. E incluso si la gente piensa que la música de tu banda apesta… generalmente serán educados y te dirán que lo disfrutaron.

Todas esas consecuencias negativas con las que vivimos durante cuatro años… desaparecen de repente.

Pero por alguna razón, los miedos y ansiedades parecen durar más.

Experiencia Humana Óptima

Si quieren disfrutar una experiencia humana óptima (EHO) necesitarás destacar e ir por lo que quieres.

Tómalo.

No mires hacia los costados ni esperes aprobación.

¿Cuántas veces has estado parado en un bar mirando a una chica queriendo hablarle, pero en vez de eso hablaste “sobre ella” con tu amigo? Inconscientemente estabas esperando que él te dé la aprobación para que te acerques.

No esperes aprobación.

Ve por ello.

No mires atrás.

No hay ningún chico “popular” esperando para señalarte y reírse. Nadie te va a desterrar de su círculo. No vas a tener que caminar por los pasillos con la cabeza abajo.

La secundaria terminó.

Así que empieza a actuar acorde.

Leave a Comment